fbpx
Se acabó el sabático

Se acabó el sabático

Share Button

Después de un año sabático que se convirtieron en 3, entre la flojera,  problemas personales, aumento de responsabilidades y el factor pandemia, a finales de Julio decidí entrenar en forma para volver a participar “competitivamente”, es decir dar guerra en la categoría de veteranos. 

Y entre las miles de cosas que uno piensa y reflexiona, recién iniciado el proceso de desenmarranamiento y acondicionamiento del puerco, me di cuenta que este año es el aniversario 25 de mi debut en el triatlón así que no podía dejar pasar las celebraciones de un cuarto de siglo de haber iniciado en este deporte tan emocionante. 

El pasado fin de semana tuve mi primera participación “en forma” en mi carrera La Supermilla, y si bien no ando ni remotamente cerca de los tiempos y marcas que me gustaría realizar, tampoco puedo quejarme. Ando justo en el nivel que, de acuerdo a las circunstancias, puedo estar.  

Terminando La carrera pedestre me arranque a Sinaloa, un viaje algo cansado porque no se que Chin—-dos le pasó a mi ojo, aparentemente un orzuelo; pequeña infección muy molesta que no me dejó en santa paz y me amenazaba para que no celebrara las bodas de plata con el triatlón.

Entre el viaje pesado, el pinshi urzuelo mentado ese,  el cansancio por la madrugada para organización y participación en la carrera, llegué a Topolobampo y azoté como res. Ni tiempo de preparar las cosas para el evento. 

Me levanté ya por costumbre a las 5 de la mañana, con el ojo con una ligera mejoría, gracias a que la Tone me regañó y presionó para que me atendiera y comprara algo, seguí las indicaciones de la Dra., cosa que usualmente no hago, y bueno, listo para darle.

Llegó el día, más de 3 años sin hacer un triatlón y a 25 años de haber hecho mi debut. Me sentía como el primer día, emocionado y con ganas de arrancar. Nunca me han ganado los nervios ni me da miedo o inseguridad mi desempeño. Creo que la clave, para durar tantos años, con altibajo e intermitencias, es disfrutar tanto el proceso como la carrera, exigirse pero sin que eso implique una tortura mental

Se llegó la hora de salir del agua y a lanzarse con todo, el agua y la ruta en general estaban bastante amigables así que conforme fue avanzando el evento me fui sintiendo mejor, hasta llegar la hora de la corrida donde, desafortunadamente estuvo mal medida 2 kilómetros nada más se tragaron estos canijos  y no me dio la distancia para alcanzar a otros 3 changos que ya traía en la mira. 

Al final del evento y ya en camino a Hermosillo, me enteré que gané el primer lugar de mi categoría. Según mis cálculos era el 2do o 3er lugar, pero aunque me hubiese encantado subirme al podio por cualquier posición en la tabla, me urgía llegar a mi tierra. 

Vaya manera de celebrar los 25 años de triatlón. Espero poder realizar al menos un par de eventos más este año y bueno, nunca se sabe que puede pasar en los siguientes 25 años

Hasta pronto y no olviden comer mucho y correr (nadar y pedalear) mucho más!

31 veces maratonista. Récord personal 2:46:02. Récord máster (40 años y más) 2:56:38. Maestro en Mercadotecnia, Lic. Ciencias de la comunicación y entrenador certificado USA Triathlon, RRCA, Lydiard Method.